Efectivamente, NO tengo la solución contra la CRISIS actual que tanto nos preocupa.

Lo que si que tengo, es la solución para aliviar o reducir en gran medida, el impacto y las consecuencias que ella produce en nuestro organismo y en todo lo que nos rodea.

Ese fuerte dolor muscular que sentimos a la altura de los hombros, el dolor que sube por las cervicales y golpea la cabeza. Esas noches de insomnio con la mente dando vueltas, el mal humor que arrastramos todo el día y no sabemos soltarlo al llegar a casa. Las contracturas en la espalda que hace que nos falte el aire… Eso sin contar con la baja moral, autoestima, y por supuesto, cada vez menos fuerzas para seguir luchando.

Eso son cuatro rasgos de lo que es capaz de llegar a producir un estado continuo de estrés o ansiedad provocado por agentes externos a nosotros. En esa situación, nadie es capaz de combatir con garantias de éxito. Hay que estar fuerte, física, mental y energéticamente, y ahí, es donde yo puedo ayudarte:

En el Centro de Masaje aplicamos una serie de terapias personalizadas y en detalle para que la persona afectada recupere su forma y fuerza lo antes posible.

No ayudamos a solucionar la crisis, pero sí a tener otro punto de vista, otro enfoque sobre ella y sobre todo, saberla llevar.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *