El desarrollo habitual de nuestra vida cotidiana nos influye en nuestro bienestar y salud corporal, cualquier movimiento brusco, repetitivo, o «mala postura» puede implicarnos desde el simple dolor muscular de una contractura a alteraciones del sistema digestivo por la rotación de una vértebra (por citar un ejemplo).
Soluciones a los problemas de salud pueden haber muchos, desgraciadamente, en nuestro país, a diferencia de otros muy cercanos, es que las terapias manuales no estan contempladas dentro del marco de la sanidad pública, siendo incluso a veces, menospreciada por ella, con lo que la ayuda a la persona, queda muy reducida.
Por norma general, el trato que damos los terapeurtas es personalizado, atendiendo en detalle al paciente, sobretodo escuchando y valorando todo lo que se nos dice en busca de la mejor solución dentro de las terapias alternativas, con el convencimiento de que la persona que acude saldrá, en mayor o menor medida, beneficiada y bajo ningún concepto se le impedirá acudir o seguir el tratamiento de su medico habitual.

Nuestra creencia es que para ayudar al paciente, hace falta sumar, nunca restar.

Creo que hemos de ser capaces y es la obligación de los terapeutas, el hacer llegar toda la información posible a la gente, para que ellos mismos valoren y elijan la mejor opción.
Es por eso que me animo a sacar de dudas muchos conceptos y hablar de algunas de las terapias manuales, e invito a su vez a que todos aquellos que leais mis escritos pregunteis sobre el tema.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *