Laia. Mollet del Vallés.
Sinceramente, estoy muy orgulloso del trabajo realizado con esta muchacha.

Hace unos días que sus padres, volviendo a confiar en mí, me comentaron que Laia, mientras hace sus colonias de verano, uno o dos días por semana monta a caballo, pero que no podía hacerlo debido a la “alergia” que sufría al pelo o el polvo que desprende el animal.

Era inútil tomar anti-estamínicos, que aún así se le ponían los ojos rojos y estornudaba y no podía realizar la actividad que le gusta.
En una primera sesión de “kine” se desvincularon algunas emociones y se potenciaron meridianos de la Medicina Tradicional China .
La siguiente vez que fue a montar a caballo, utilizó un anti-estamínico antes, y no tubo ningún problema.
En la segunda sesión, a la semana siguiente, seguí potenciando los meridianos utilizando imanes, acupuntura, flores de bach y puntos hipotálamicos del rostro sin llegar a los 45 minutos.
El siguiente día que Laia fue a montar a caballo tubo el valor y la confianza de hacerlo sin anti-estamínicos, y el resultado fue totalmente satisfactorio, sin molestias en los ojos, congestión, ni estornudos.
Muchas gracias por confiar familia.

Abrir chat
Powered by